¿Os apetece una taza de té?

Habrás oído hablar alguna vez de la “ceremonia del té”, pero ¿sabías que esta tradición llega a Japón en el siglo VIII? La ceremonia consiste en purificar el alma mediante la identificación con la naturaleza, este ritual se enseña en las universidades. Si tienes la suerte de asistir a una de ellas, que sepas que debes cumplir una serie de “normas”, aquí te dejo todos los pasos:

1) Se introducen los principios de servicio del té, en base a la armonía zen y se sirve siguiendo una línea de pureza, que parte desde el agua hasta los elementos empleados.

2) Se emplean 12 utensilios, es el tradicional juego de té japonés.

3) Primero entra a la sala el invitado de honor, él oficiará de guía del resto de los invitados. El guardián intercambia palabras de afecto y salutaciones con el invitado principal. El mismo guardián ofrece los elementos primordiales a los invitados, como ser algunos pasteles.

4) Todos en la sala deben lucir formales, bien vestidos, sin colores estridentes. Generalmente, se emplean kimonos blancos o negros, dependiendo la ocasión y el sexo de la persona en cuestión.

5) El anfitrión llega a la sala con los elementos restantes, como el agua y las hojas de té. Comienza a preparar los utensilios y a oficiar la purificación. Luego pone el agua dentro de la tetera, cuidando que esté a la temperatura adecuada y coloca las hojas de té y deja reposar el tiempo indicado, según la variedad. A continuación, comienza a servir el té en las respectivas tazas.

6) Luego, se reparten las tazas entre los invitados, con un gesto de salutación. Una vez que todos tengan su taza, comenzarán a beberlo y a comer algunos pasteles que se hayan servido.

7) Al acabar, los platos cubrirán las tazas y el anfitrión las irá retirando.

¿Conocíais este ritual? ¿O gustaría asistir a uno?