Hoy daremos un paseo imaginario por una ciudad bávara: ¡¡Múnich!! Nos detendremos en la plaza principal de la ciudad: la Marienplazt, o lo que viene siendo lo mismo, la plaza de María. Allí tenemos varias cosas que admirar, pero el edificio que destaca es el Ayuntamiento Nuevo, de estilo neogótico y con un curioso reloj: el carrillón. Si vas en verano, a las 11, a las 12 y a las 17 horas podrás disfrutar de un espectáculo único, en el que los muñecos se mueven y bailan al compás de una música que suena desde el propio reloj.

La ventana superior representa a unos súbditos danzando y actuando ante los reyes. Cuando esta representación cesa, comienza en la ventana inferior la danza de los barrileros. El conjunto de estas representaciones dura unos 15 minutos.

Aquí os dejo un vídeo para lo veáis: https://youtu.be/JTfOUgWusSg